fbpx

Vamos a explicarte cómo funciona un coche eléctrico. Una de las grandes innovaciones de los últimos años en materia de movilidad.

Los coches eléctricos se han convertido en la última tendencia en términos de conducción y de movilidad urbana. A diferencia de lo que ocurre con el resto de vehículos por combustión, en este caso nos encontramos con un tipo de coche que es impulsado por uno o por más motores eléctricos.

Éstos tienen que utilizar la energía que han almacenado en la batería y que es necesaria para poder funcionar de manera correcta.

Una de las grandes señas de identidad con la que cuentan los vehículos eléctricos es que son silenciosos y no contaminan. Además, de muchas otras ventajas que analizaremos a continuación. Desde Ionclick, como especialistas en instalación de puntos de carga de coches eléctricos, te contamos todo lo que tienes que saber.

 

El coche eléctrico, cómo funciona

Como ya hemos mencionado previamente, es el motor eléctrico el que se encarga de transformar la energía eléctrica en energía mecánica. Esta energía es la encargada de mover el coche.

Además, y con el objetivo de aprovechar al máximo toda la energía que se produce en cualquier desplazamiento, el propio motor también se encarga de recuperar la energía en cada frenada a partir de un sistema conocido como frenada regenerativa. Consolidada como una de las mejores opciones para poder disfrutar de un importante ahorro.

 

¿Qué elementos componen un motor eléctrico?

Los motores eléctricos se componen de diferentes elementos que permiten llevar a cabo su funcionamiento de manera correcta. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • El cargador: A través de este elemento se recibe toda la electricidad de la toma de alimentación. Se debe adaptar de manera correcta para que pueda ser almacenada en la batería. En Ionclick, como sabes, somos especialistas en la instalación de puntos de recarga. Si estás pensando en comprar un vehículo eléctrico, seguro que tenemos lo que estás buscando.
  • El inversor: El inversor es el elemento encargado en transformar la corriente continua en corriente trifásica. Esta corriente la utilizará tanto el motor como el sistema de iluminación. Así como el equipo de música. Todos los elementos son imprescindibles.
  • El controlador: Se encarga de gestionar la corriente eléctrica de acuerdo a las necesidades de cada situación.

 

Las ventajas del coche eléctrico

No es casualidad que el coche eléctrico se haya convertido en una de las formas de movilidad más revolucionarias a las que podemos optar en la actualidad. Entre los diferentes beneficios que podemos encontrar en este tipo de productos, se sitúan los siguientes:

  • Un coste energético mucho más contenido en relación con la gasolina.
  • Posibilidad de circular en aquellas ciudades que tengan restricciones en torno a la movilidad.
  • Exención del pago de impuestos de matriculación. En algunas ciudades, la exención es hasta del 75%.
  • Posibilidad de aparcar en zonas reservadas en grandes ciudades con problemas de aparcamiento. Como es el caso de Madrid o de Barcelona.

Los coches eléctricos se han convertido en una de las tendencias en movilidad urbana. Apuesta por ellos, confía en nuestras instalaciones de puntos de recarga eléctricos, y déjate seducir por todo lo que podemos ofrecerte.